Dott. Savio Mascolo: +39 3923289285

Actualmente, la tartamudez está clasificada por el DSMV como un trastorno de la fluidez del lenguaje que surge en la infancia. Sin embargo, esta definición tiende a subestimar el aspecto más íntimo y profundo del portador del síntoma: las sensaciones que un tartamudo experimenta con respecto a su propio malestar. La tartamudez no es únicamente […]

La Tartamudez Qué Hacemos

Actualmente, la tartamudez está clasificada por el DSMV como un trastorno de la fluidez del lenguaje que surge en la infancia. Sin embargo, esta definición tiende a subestimar el aspecto más íntimo y profundo del portador del síntoma: las sensaciones que un tartamudo experimenta con respecto a su propio malestar.

La tartamudez no es únicamente la mueca que a veces se apodera de nuestro rostro en el momento del bloqueo, ni el enrojecimiento o la vergüenza que experimentamos en ciertas ocasiones; la tartamudez comienza mucho antes, cuando empezamos a pensar en qué letras o qué palabras no nos saldrán, o bien en las situaciones que no seremos capaces de afrontar. Es esa sensación de eterno fracaso que nos acompaña y que no quiere abandonarnos, pero que, al mismo tiempo, nos da la fuerza necesaria para actuar e ir en busca de una solución. Sin embargo, hay veces en las que, desafortunadamente, esta solución no se encuentra y, por lo tanto, recaemos en el bloqueo o incluso preferimos permanecer en total silencio. Este silencio también puede ser indicador de haber tartamudeado y, el hecho de que los demás no se hayan dado cuenta, no significa que la tartamudez no se haya manifestado.

Dejar de tartamudear significa CONSTRUIR LAS FRASES SIN BLOQUEOS

Dejar de tartamudear no solo significa que no tienes más
bloques obvios en el exterior, es mucho más y ahora finalmente
tenemos una manera de lidiar con eso y superarlo.

Más información